Ashi: pie,  Atsu: presión

Ashiatsu

Ashiatsu es un estilo de trabajo corporal muy energético, inspirado en el antiguo arte Oriental de dar masajes utilizando los pies, además de las manos. Produce un desbloqueo y un alivio inmediato en el receptor.

Cada región de Asia tiene su variante propia, algunas con el uso de unas manijas colgadas del techo para que el terapeuta pueda pisar el cuerpo del receptor controlando cuánto peso suelta.

Nuestra variante consta de hamadacos y presiones, en general con un solo pie, de manera a que se pueda adaptar a todos los receptores. Las sesiones se realizan sobre un futon, el terapeuta trabaja de pie y el receptor pasa por diferentes posiciones, boca abajo, boca arriba y acostado lateralmente. Es eficiente para disolver todo tipo de bloqueos y tensiones. Se combina muy bien con todos los estilos de shiatsu, así como con el Masaje Tradicional Tailandés.

Cierto tipo de receptores, con mayor masa muscular, tono más elevado, tamaño mayor a él de sus terapeutas, se benefician en particular por este tipo de tratamiento.